Invocación de la Llama Rosa del Amor Divino

03.11.2012 13:38

 

La Llama Rosa del Amor Divino



Yo invoco a los Amados Ángeles de la Llama Rosa, a las Huestes Ascendidas, el divino campo de fuerza femenino de Dios y todos los Seres Cósmicos con autoridad para desplegar el fuego sagrado, a que estén aquí conmigo ahora mientras que hago este divino decreto.


Me rindo en este momento para ser un conducto puro de Amor Divino sobre la tierra. Que esta energía magnética fluya a través de mí con facilidad…irradiando para bendecir todo aquello con lo que tenga contacto en mi vida diaria. Yo permito que todo pensamiento, palabra, acción y sentimiento sea calificado por el Fuego Rosado del Amor Perfecto de Dios, para que mi mera presencia sea un bálsamo sanador para aquellos en necesidad.

YO SOY, la divina expresión de la compasión.
YO SOY un instrumento sagrado de la bondad infinita de Dios, desde el cual yo vierto libremente esta inmanente y amorosa energía sobre toda vida.
 
Yo me sumerjo Profundo, Profundo, Profundo en las Llamas del Amor Divino para recibir este poder transfigurador en cada célula de mi ser. Yo estoy ahora ardiendo con el Fuego Rosado de Mil Soles, vertiendo desinteresadamente mientras doy Todo lo que YO SOY para la elevación y la redención de toda vida.
 
Por la Voluntad de Dios, yo brillo por toda la eternidad, dando vida y sustento a todo aquello con lo que yo interactúo.

Yo invoco la poderosa dispensación de las Llamas Rosadas del Amor Divino llenando toda la Tierra y los corazones de toda la humanidad con esta energía todo consumidora de Amor. Que esta luz radiante de Amor Rosado sea vertida en cada comunidad, cada región, cada país y cada continente, estimulando el surgimiento global de AMOR, como el principio motivador de toda acción.

Yo abro mi Ser completamente hacia el redentor poder de la Gracia Divina. Que esta fuerza liberadora sane la consciencia de masas instantáneamente, revelando la naturaleza desinteresada inherente en toda la humanidad. Que la luz de la Gracia permee completamente mi campo energético e irradie en y a través de mis ojos, mi voz y mi tacto. A través de mis sentidos Crísticos, yo sostengo el AMOR DIVINO en TODO y en TODO lo que llegue a mi encuentro.

YO SOY la Divina Madre, YO SOY el Divino Padre, YO SOY el Divino Hijo, YO SOY la nutrición divina, YO SOY la Fuerza viviente de Amor Divino, YO SOY la Divina Remembranza de nuestros Amados Orígenes, Por la Ley del Amor,
 
¡Esta Hecho, Hecho Está!